Libres por Euskadi / Euskadiren aldeko Libreak se posiciona en defensa de la cultura vasca y del euskera pero rehuye el uso del mismo como herramienta política.

El euskera es uno de los idiomas de nuestra Comunidad Autónoma Vasca, de nuestra Euskadi. Libres por Euskadi / Euskadiren aldeko Libreak se posiciona como fiel defensor de la cultura vasca, sus tradiciones y, por supuesto, del euskera.

Eso sí, no defenderemos planteamientos políticos basados en sentimientos, idiomas, bandos ni banderas ni tampoco políticas que excluyan a ciudadanos por esas mismas razones.

Nosotros somos una fuerza política con un objetivo claro: mejorar la vida de TODOS los ciudadanos vascos. Por ello, nunca utilizaremos nuestra cultura y el euskera como instrumento de división o adoctrinamiento.

Precisamente quienes más daño hacen al euskera son quienes quieren utilizar el mismo desde ideologías o aspiraciones política, que siendo lícitas, en modo alguno deben ser mezcladas con un idioma ancestral, que no entiende de ideologías ni bandos.

En LxE, EaL lo tenemos claro: siempre con el euskera y los vascos, nunca con su utilización secataria. El euskera tiene que ser LIBRE.

Euskara gure Euskal Autonomia Erkidegoko hizkuntzetako bat da. Libres por Euskadi/Euskadiren aldeko Libreak euskal kulturaren, bere tradizioen eta, jakina, euskararen defendatzaile zintzo gisa hartzen du bere burua.

Hori bai, ez dugu sentimenduetan, hizkuntzetan, bandoetan eta banderetan oinarritutako planteamendu politikorik defendatuko, ezta arrazoi horiengatik herritarrak baztertzen dituen politikarik ere.

Gu indar politiko bat gara, helburu argi batekin: Euskal herritar guztien bizitza hobetzea. Horregatik, gure kultura eta euskara ez ditugu inoiz erabiliko zatitzeko edo doktrinatzeko tresna gisa.

Hain zuzen ere, euskarari kalte gehien egiten diotenak ideologia edo asmo politikoetatik erabili nahi dutenak dira; izan ere, zilegi izanik, ideologiek eta bandoek ez dira inola ere nahastu behar antzinako hizkuntza batekin.

LxEn, EaL argi daukagu: beti euskara eta euskaldunekin, inoiz ez erabilera sektarioarekin. Euskarak librea izan behar du.

Aprobación de las líneas programáticas esenciales del partido a nivel vasco.

Los 8 compromisos de LxE-EaL descritos por Rubén Gutiérrez, Presidente de Libres por Eusakdi /Euskadiren aldeko Libreak

El sábado pasado se aprobó en asamblea general varios puntos programáticos que serán las políticas base a partir de las cuales girarán el resto de políticas para solucionar problemas en la sociedad vasca. Son estos 8 pilares:

1.- Regenerar la política vasca, frente a las políticas de clanes, de familias y de amiguetes, políticas transparentes, lucha frontal contra la corrupción, contra las malas prácticas políticas.

2.- Disminución de al menos el 40% de gasto público en políticos, asesores, chiringuitos…..

3.- Defensa de las Listas Abiertas.

4.- Política integradora, sin dividir por ideologías, sin jugar con los sentimientos identitarios y sin buscar rupturas ni problemas.

5.- Ejes de la acción política tendente a buscar la excelencia en la sanidad y la educación, así como unos servicios sociales dignos y sin fraudes, que protejan a cada ciudadano vasco que necesite ayuda en un momento de su vida.

6.- Favorecer la riqueza económica de Euskadi con políticas abiertas al mundo, recuperando nuestra industria e invirtiendo en I+D+I.

7.- Proteger nuestro patrimonio verde, nuestro entorno y nuestro litoral.

8.- Favorecer políticas en pro del aumento de la natalidad en Euskadi.

LxE-EaL rechaza el decreto de Urkullu sobre clausurar la hostelería

Libres por Euskadi / Euskadiren aldeko Libreak se posiciona al lado del sector hostelero en Euskadi y en contra del decreto de Urkullu y el Gobierno Vasco.

Es injusto, además de incierto, el tratar a la hostelería como responsable directa de la subida de casos de infección del COVID-19. Una hostelería, que en la práctica totalidad, ha acometido reformas, mejoras y adaptación de sus locales para ajustarse a la situación de pandemia, sufragando con su dinero todo ello (la administración sólo ha pospuesto y aplazado pagos). A día de hoy un local hostelero es mucho más seguro que un colegio, un autobús, un metro o un gimnasio.

Desde LxE – EaL apostamos por la protección de la hostelería, no por su clausura y cierre. Un ejemplo lo tenemos en los colegios, donde hay más contagios y, sin embargo, las medidas que se adoptan son tendentes a su protección y a mantenerlos abiertos.

En cambio la hostelería se cierra. Y se hace sin dar una oportunidad y sin dar una solución a las personas que viven directa e indirectamente de este potente sector. (algunos países de Europa como Alemania están ayudando a los hosteleros que no tienen posibilidad de continuar con su negocio y les otorgan un 75% de lo facturado en el mes de noviembre del 2019).

¿Qué ayudas otorgan las instituciones vascas?

Aquí en cambio los hosteleros no tienen para sobrevivir. Algunos se jactan de ser el oasis vasco, pero a la hora de la verdad y cuando hay que arrimar el hombro, no lo hacen. Optan por la solución más rápida y drástica, sin pensar en todas esas personas y familias.

En LxE-EaL lo tenemos claro, estamos a favor de derogar el nuevo Decreto del lehendakari Urkullu (que supone la clausurar y cierre de la hostelería desde este sábado 7 de noviembre) y estamos a favor de implementar medidas y protocolos que garanticen la salud en los establecimientos hosteleros, al igual que pasa con los centros escolares, y ayudar DE VERDAD a aquellos establecimientos que no puedan garantizarlo y si tienen que cerrar.

Aplicaríamos la misma medida que Alemania, otorgando ayudas del 75% de lo facturarado en 2019 a aquellos que lo necesiten (quien se vea abocado al cierre por no poder garantizar la seguridad sanitaria en su local). Queremos que se acompañe uno por uno a nuestros hosteleros, no dejando a nadie en el camino.

El Gobierno Vasco antes de haber decretado este cierre, debía haber pensando que no sólo hay establecimientos que tienen trabajadores y alquileres que pagar, sino que también la mayoríá de ellos tienen letras que pagar cada mes y proveedores que dependen ello. Por no hablar de las devoluciones de los préstamos ICO que se otorgaron en marzo y abril de este año y que tras sus carencias (de 6 meses o 1 año) deben de comenzar a devolverse con sus correspondientes intereses.

Antes de cerrar, ofrece soluciones a estas situaciones. El orden es importante. Las soluciones se trabajan antes, no a posteriori.

Nosotros no vamos a dejar sólos al sector hostelero y queremos decir alto y claro: estamos con vosotros.

Además de reivindicar este posicionamiento estaremos a vuestro lado mañana en la manifestación, a vuestro lado. Porque sois vecinos como nosotros, sabemos que lo estáis pasando muy mal y porque es de justicia.

Libres por Euskadi / Euskadiren aldeko Libreak
Euskadiko ostalaritza sektorearen alde jartzen da, eta Urkulluren eta Eusko Jaurlaritzaren dekretuaren aurka.

Ez da bidezkoa, zalantzazkoa izateaz gain, ostalaritza izatea COVID-19 infekzio-kasuen igoeraren erantzule zuzena. Ostalaritza, ia erabat, bere lokalak berritu, hobetu eta egokitu ditu pandemia-egoerara egokitzeko, eta bere diruarekin ordaindu du hori guztia (administrazioak ordainketak atzeratu eta atzeratu besterik ez du egin). Gaur egun, ostalaritza-lokal bat askoz seguruagoa da ikastetxe bat, autobus bat, metro bat edo gimnasio bat baino.

LxE – EaL erakundeok ostalaritza babestearen alde egiten dugu, ez itxi eta ixtearen alde.
Adibide bat ikastetxeetan dugu, kutsatze gehiago baitaude eta, hala ere, hartzen diren neurriak haiek babestera eta irekita mantentzera bideratuta daude.

Ostalaritza, berriz, itxi egin da. Eta sektore indartsu horretatik zuzenean eta zeharka bizi diren pertsonei aukerarik eman gabe eta irtenbiderik eman gabe egiten da. (Europako herrialde batzuk, Alemania kasu, negozioarekin jarraitzeko aukerarik ez duten ostalariei laguntzen ari dira, eta 2019ko azaroan fakturatutakoaren % 75 emango diete).

Zer laguntza ematen dituzte euskal erakundeek?

Hemen, berriz, ostalariek ez dute bizirauteko aukerarik. Batzuk euskal oasia izateaz harrotzen dira, baina egia esateko eta sorbalda jaso behar denean, ez dute egiten.Irtenbide azkar eta zorrotzena aukeratzen dute, pertsona eta familia guztiengan pentsatu gabe.

LxE-EaLn argi daukagu Urkullu lehendakariaren Dekretu berria indargabetzearen alde gaudela (azaroaren 7tik, larunbata, ostalaritza itxi eta ixtea dakar), eta ostalaritza-establezimenduetan osasuna bermatuko duten neurriak eta protokoloak ezartzearen alde gaudela, ikastetxeekin gertatzen den bezala, eta benetan lagundu behar zaiela bermatu ezin duten eta itxi behar duten establezimenduei.

Alemaniaren neurri bera aplikatuko genuke, eta 2019an fakturatutakoaren % 75eko laguntzak emango genizkieke behar dutenei (beren lokalean osasun-segurtasuna bermatzerik ez dutelako ixtera behartuta daudenei). Gure ostalariei banan-banan laguntzea nahi dugu, inor bidean utzi gabe.

Eusko Jaurlaritzak, itxiera hori dekretatu baino lehen, pentsatu behar zuen establezimendu batzuek, langileak eta alokairuak ordaintzeaz gain, gehienek hilero letrak dituztela ordaintzeko eta hornitzaileek horren mende daudela.

Aurtengo martxoan eta apirilean eman ziren «ICO» maileguen itzulketei buruz ez hitz egiteagatik; izan ere, maileguen gabezien ondoren (6 hilabetekoa edo urtebetekoa), dagozkien interesekin itzultzen hasi behar dira.
Itxi aurretik, eman irtenbideak egoera horiei. Ordena garrantzitsua da. Irtenbideak lehenago lantzen dira, ez geroago.

Guk ez dugu ostalaritza bakarrik utziko eta argi eta garbi esan nahi dugu: zuekin gaude!

Jarrera hori aldarrikatzeaz gain, zuen ondoan egongo gara bihar manifestazioan. Gu bezalako bizilagunak zaretelako, badakigu oso gaizki pasatzen ari zaretela eta justiziazkoa delako.

¿Qué es LxE-EaL?

Libres por Euskadi / Euskadiren aldeko Libreak es un partido político que trata de solucionar los problemas que hay en la actualidad en Euskadi y hacerlo usando el sentido común, dejando a un lado ideologías y banderas.

Lo que nos interesa es tener los mejores servicios públicos posibles (sanidad, educación, servicios sociales, seguridad, judicial, etc..). Esos deben ser los pilares fundamentales de la sociedad vasca así como despolitizar todo servicio en la actualidad sumiso a los partidos que conforman el Gobierno Vasco.

A LxE-EaL le preocupa las contrataciones públicas, los enchufismos, amiguismos y todo en lo que se ha convertido el gobierno vasco, las diputaciones forales y los ayuntamiento despúes de 40 años gobernando los mismos.

Igualmente apostamos por la clase media y trabajadora. Por los trabajadores, autónomos y PYMES porque son el motor de la sociedad vasca y sabemos que muchos los estamos pasando mal y otros lo pasaremos mal con esta crisis sanitaria, económico y social. Lo sabemos porque toda la militancia de LxE-EaL son trabajadores, autónomos y pymes.

En Definitiva, somos una herramienta para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía vasca. Una herramienta capaz de trabajar con honradez, transparencia y cercanía a las personas. Sí, ¡es posible!

Nosotros hemos venido a servir a la sociedad vasca y no a servirnos de ella para lucrarnos, porque nosotros somos ciudadanos de a pie, con los mismos problemas y preocupaciones que tú y estamos cansados de la política actual. Existe otra manera de hacer política, la del sentido común y la de priorizar el bienestar de nuestros convecin@s y de nuestra sociedad vasca.

Si eres una persona implicada social y/o políticamente y crees que es hora de cambiar el rumbo que llevan nuestros ayutamientos, diputaciones forales y el gobierno vasco únete a nosotr@s y afíliate enviando un correo electrónico a organizacion@lxe.eus indicando tu nombre completo, teléfono y localidad donde resides. Nosotr@s te llamamos.

¡Juntos cambiaremos la política en Euskadi!

Cuota ordinaria: 10€ / mes.
Cuota parados y pensionistas: 5€ / mes.

El día después…

Lunes 13, toca reflexionar y hacer balance. Han sido meses de trabajo y dos semanas agotadoras. El trabajo siempre recoge frutos, ahora bien, no siempre cuando uno quiere o espera. La paciencia y la perseverancia es en este punto en donde cogen valor e importancia.
Ayer, desde el mediodía ya presentíamos que las cosas no irían bien para LxE: colegios muy vacios, escasa participación y los que acudían a votar, muchos ya, con su papeleta desde casa. Evidentemente nosotros no hemos podido enviar papeletas a los hogares vascos, para lo cual se necesita disponer de miles y miles de euros y, no los tenemos.
Dejando a un lado lo injusto que es que las propias instituciones pidan a los ciudadanos que lleven sus votos desde casa (obviando que sólo los 5 partidos principales tienen medios económicos para el mailing o envío domiciliario), lo cierto es que sin participación y sin papeletas en las casas, el panorama para nosotros ya se veía poco halagüeño.
El fin del recuento de votos no nos pillo por sorpresa.
Estos días atrás centré mi discurso en tratar de ir preparando a mis compañeros acerca de lo que se avecinaba, de cara a que la decepción no fuese grande. Espero haberlo conseguido, espero que sean pocos o ninguno quienes consideren que es mejor tirar la toalla.
Es muy complicado obtener un solo voto para alguien nuevo, sin medios y sin ser conocidos, por eso cada voto es un gran tesoro para nosotros. Mil gracias a quienes confiasteis en LxE.
Tenemos un 0,07 % de los votos pero desconocemos qué porcentaje de vascos nos conocen. Estoy convencido de que son muy pocos pero son bastante más que hace un mes. Solo si se nos conoce obtendremos más votos y la dificultad estriba en darnos a conocer sabiendo que contamos con cero ayuda de los medios de comunicación.
El camino ni es ni será fácil, el sistema es muy hostil a la hora de permitir que alguien nuevo entre en juego. Solo trabajo, más trabajo, con altas dosis de compañerismo y buen humor, nos permitirán poco a poco entrar en ese juego.
Por mi parte estoy dispuesto a seguir liderando este bonito proyecto, si bien serán los afiliados quienes tras el verano deban decidir el rumbo de LxE. Ahora solo queda descansar, reflexionar y, ojalá, volverse a ilusionar con un proyecto para lograr una Euskadi de ciudadanos libres e iguales.
¡Feliz descanso!

Jake Mate a la vieja política…porque otra forma de hacer política sí es posible…

Una donde las ideologías queden a un lado y la ciudadanía seamos lo más importante. Personas cuidando de personas

Libres por Euskadi – Euskadiren aldeko Libreak pone en duda la nueva cara del PNV y pone en entredicho las razones partidistas de esta nueva versión del PNV

Existe un malestar general en Libres por Euskadi – Euskadiren aldeko Libreak por la nueva cara del PNV donde proclaman políticas para las personas.

Javier Martínez, secretario local en Araba argumenta que

En LxE nos tomamos los compromisos muy en serio. Nosotros llevamos en nuestro ADN y tenemos tatuado el poner el foco en todas las personas y garantizar su máxima calidad de vida y me parece insultante que un partido político que se autodenomina nacionalista se atribuya esta nueva faceta para hacer política. Ser nacionalista y poner en valor a todas las personas es absolutamente opuesto porque ser nacionalista es simplemente exclusivo y discriminatorio con los no nacionalistas. Lo podemos ver en todas las políticas de acceso al empleo público, por ejemplo. Esta nueva cara no tiene cabida, no tiene sentido y es ofensivo para LxE-EaL dado que nosotros sí que nos tomamos nuestro ADN y compromisos en serio y sí que creemos en priorizar a las personas frente a cualquier ideología, nacionalistas incluidos.

Rubén Gutiérrez, candidato a lehendakaritza -ko hautagaia, afirma que

Estoy cansado de las diferentes versiones o caras del PNV en función de la piedra que se encuentre en el camino. El único interés del PNV es perpetuarse en el poder y prostituir su autoproclamada ideología por un único interés partidista. Tan pronto se dicen de derechas, de izquierdas, y ahora…¿qué son? Pues son una veleta que cambia en función de la dirección del viento.

Libres por Euskadi – Euskadiren aldeko Libreak está dando pasos al frente y creciendo con unos valores fuertes y sólidos y no vamos a permitir en ningún momento que un partido veleta prostituya nuestro principio fundamental y es el de poner siempre y por encima de todo a las personas como eje principal y fundamental a la hora de desarrollar políticas.