Rubén Gutiérrez, candidato a lehendakaritza -ko hautagaia

Hola, soy Rubén Gutiérrez Sobrino, Algorteño del 77 y que curso estudios en Azkorri Ikastetxea hasta que en 1995 inicié la licenciatura de Derecho en la Universidad de Deusto. En verano de 2000 tras acabar la carrera me puse a trabajar en un despacho de abogados en donde ejerzo desde entonces.

Mis inquietudes políticas se remontan a la preadolescencia (cuando ya debatía con compañeros y amigos sobre los problemas políticos de la sociedad) si bien sería con 17 años cuando decidí ayudar a los partidos que sufrían el acoso terrorista, como simple colaborador para rellenar listas o estar de apoderado en los Colegios electorales.

Hastiado por la política de partidos tradicionales y nuevos con los mismos vicios de siempre, decidí en 2018 junto con otros ciudadanos vascos de muy diversos ámbitos, constituir Libres Por Euskadi (LxE) con una idea firme: que en Euskadi si fuese posible desde la sociedad civil regenerar y dignificar la política, sin extremismos y sin exclusiones.

Uno de nuestros principales objetivos es hacer llegar a la totalidad de Euskadi un despertar del adormecimiento instaurado por el binomio PNV – PSOE, que lejos de afrontar la realidad de una Euskadi en decadencia económica, con un problema demográfico y en la Educación terrible, nos vende la imagen de una eficacia que solo esconde un sistema de conveniencia y amiguismo.

Mis compañeros y yo mismo, somos una rara avis en el mundillo político: todos nosotros llevamos trabajando muchos años en nuestras diversas profesiones, sin haber cobrado un solo céntimo del mundo político y todos nosotros tenemos una enorme vocación de servicio a la ciudadanía.

Así, frente a los que llevan viviendo de la política toda su vida (uno observa los candidatos del resto de formaciones políticas y se percata de que ninguno de ellos vive en el mundo real), nosotros somos una alternativa de la sociedad civil: la médico, el informático o la currela de fábrica que desea una Euskadi diferente, en la que las oportunidades sean para todos y no haya personas con privilegios por sus ascendencias políticas.

“El camino es largo pero vale la pena”.

LxE presentará su proyecto para Getxo

Este próximo sábado 24 de noviembre a las 11 horas y en el Aula de Cultura de Romo, LxE presentará su candidatura a las próximas elecciones municipales de la mano del candidato a la alcaldía D. Alejandro Zabala y del presidente de la formación D. Rubén Gutiérrez.

La formación vasca, “que tiene vocación de cambiar la manera arcaica y frentista de hacer política” en palabras de Alejandro, es en Getxo absolutamente necesaria, puesto que tal y como sigue exponiendo Alejandro “la perpetuación de un mismo partido en el gobierno municipal tras 40 años evidencia un fracaso democrático, en donde la oposición no ha sido capaz de dar alternativas válidas que garanticen cambios de color en el Ayuntamiento”.

En palabras del presidente de la formación, Rubén  “nuestro candidato Alejandro Zabala y todo el equipo de LxE luchará por convencer a los getxotarras de que el discurso del voto útil y de que votar a una formación como la nuestra es tirar el voto, es precisamente lo que empobrece nuestra democracia. Debemos votar sin pensar en cálculos y estadísticas, sino en proyectos, personas y sentido común.”

Como bien señala Alejandro “es evidente que la casta de políticos que tenemos actualmente viven en otra realidad, en la suya, en la de ver como poder seguir viviendo y cobrando de todos nosotros. Sin embargo nuestro partido está formado por personas de la calle, profesionales que saben lo que cuesta llegar a fin de mes o sacar adelante un hogar. Una de nuestras primeras medidas será reducir un 25% los sueldos de alcalde y concejales.”

La oposición en Getxo o la rueda del hámster

Alejandro Zabala
Candidato a la Alcaldía de Getxo

Muchos coinciden en creer que un cambio tras 40 años es necesario para Getxo.

Este tiempo ha supuesto un modelo de luces y sombras, algunas a modo de excéntricos edificios sin un estudio real de su interés, sombras sobre la equidad en el tratamiento de los barrios, opacidad sobre temas como licitaciones, contrataciones ..ausencia de empatía por inquietudes entre jubilados, ecologistas, jóvenes.

Incapacidad para evitar el colapso comercial, generar dudas sobre el menguado patrimonio verde, ceguera ante el deterioro de las instalaciones deportivas ..

Siempre se achaca la posibilidad de una alternativa a la fuerte y tradicional implantación de un voto por costumbre, reacio a dar oportunidad a nuevas alternativas; pero la fragmentación del voto indica que no existe un Getxo de pensamiento único.

El reiterado fracaso para articular una alternativa es manifiesto, unas veces la aceptación de un trozo de moqueta, otras el aceptar como suficiente guiños a  vocaciones supramunicipales y sobre todo la reiterada posición de no trabajar con fuerzas rivales como si la dirección de un Ayuntamiento fuera un pequeño Parlamento. Derechas, izquierdas, hasta centritos,  así como abertzales, constitucionalistas..

 

Todos satisfechos en sus limitados círculos ideológicos, olvidando lo esencial que no es otra cosa que el Gobierno favorable para los y las ciudadanas de Getxo.

Ya es hora de cambiar, de presentar una alternativa que sabe que aupar posiciones es la única forma de cambiar, que sabe que la razón es opinable, que quiere trabajar con todos y sin excluir a nadie.

LxE, tiene un programa para cambiar Getxo, hacer posible otro Getxo y de sobra sabe que necesita de todos y todas, sin bandos, ni banderas.